Inicio | Galerías | El Acueducto | El Alcázar | La Granja | Mapas
Monumentos y paseos | Gastronomía | Turismo Rural | Hoteles | Enlaces
Segovia pasion: Acueducto Segovia pasion: El Alcázar
 
   
 
 

El Alcazar de Segovia
El Alcázar

Catedral de Segovia
La Catedral

Sinagoga Mayor de Segovia
Corpus Christi (Sinagoga Mayor)

Ayuntamiento de Segovia
El Ayuntamiento

Monumentos y lugares de interés en Segovia

Si bien el Acueducto es el bien más universalmente conocido de Segovia y merecedor de un apartado especial en este sitio, la ciudad castellana tiene una muy amplia muestra de obras y lugares de interés.

Un visitante que llegue a Segovia debería obligatoriamente visitar el Alcázar, la fortaleza que domina la ciudad. Construido entre los siglos XII y XVI, ha sido restaurado en numerosas ocasiones y tuvo que ser reconstruído tras un incendio que lo destruyó en 1862. El Alcázar se encuentra situado sobre una roca labrada por la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, lo que confiere un alto grado de inexpugnabilidad a la fortaleza. Además de fortaleza, el Alcázar de Segovia ha servido como prisión, sede de la Academia de de Artillería del Ejército y sede del Archivo General Militar.

La Plaza Mayor es el punto vital en la actividad de los segovianos. En esta plaza y en las callejuelas que la rodean se encuentran los bares y mesones de más ambiente de la ciudad. Las terrazas de la Plaza Mayor son un lugar ideal para disfrutar de los días soleados. En la misma Plaza Mayor se encuentar situado el edificio del Ayuntamiento, presidido por sus dos torres y su reloj. También podremos contemplar el Teatro Juan Bravo, inaugurado en 1918 y en que se mantiene la actividad cultural y escénica de la ciudad. La Iglesia de San Miguel, reconstruída tras un hundimiento en 1532, donde Isabel la Católica fue coronada reina. Y al otro lado, la Catedral, cuya primera piedra fue puesta en 1525 en el mismo solar en el que antes se encontraba la Iglesia de Santa María.

La Catedral de Segovia es la última que se contruyó en España de estilo gótico, y en su interior destaca, aparte de su espectacular construcción, su colección de tapices de Bruselas, obras del siglo XVII y que se alojan en el museo sito en el interior de la Catedral.

La Calle Real de Segovia es la que registra mayor actividad comercial y la de más bullicio de toda la ciudad. En realidad, aunque su nombre parezca indicar qeu se trata de una calle, en realidad son 3: la calle Cervantes, la calle Juan Bravo y la calle Isabel la católica, aunque para todos lso segovianos es la 'Calle Real'. Discurre desde la Plaza del Azoguejo hasta la Plaza Mayor y es el trazado habitual en procesiones y cabalgatas.

Subiendo por la Juan Bravo, nos encontramos a nuestra derecha y en las calles aledañas varios edificiso singulares. En primer lugar, el Palacio del Conde Alpuente, un edificio del siglo XV en el que destacan sus magníficos ventanales labrados en pizarra y la portada adintelada.

Un poco más allá, tenemos la Antigua Alhóndiga, un edificio de estilo gótico industrial, construido durante el reinado de los Reyes Católicos como almacén municipal de cereales. De ahí el nombre de Alhóndiga, de procedencia árabe. La portada es de estilo isabelino y en ella se muestran los escudos de la ciudad. La Alhóndiga alberga hoy día el Archivo Municipal de Segovia.

Finalmente, ya en lo que es el barrio de la judería, podemos contemplar el Convento del Corpus Christi. El Convento, hoy perteneciente a las hermanas Clarisas, era originariamente la Sinagoga Mayor de Segovia, construída en torno al siglo XIII. Fue el centro religioso de la comunidad hebrea de Segovia en la época medieval. Posteriormente, en 1410, la corona española se incautó del templo, consagrándola como iglesia.

El entorno de la Plaza de Medina del Campo es lo que los segovianos conocen como San Martín, nombre tomado de la iglesia de San Martín, en la misma plaza. En esta plaza está situada la estatua de Juan Bravo, uno de los comuneros castellanos. Subiendo las escalinatas de la plaza, nos encontramos con el Palacio de Enrique IV, ahora reconvertido una parte en viviendas y la otra acondicionada para albergar el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente.

También en la plaza, podemos admirar el Torreón de Lozoya, construido en el siglo XIV, en el que llama la atención el arco de medio punto que sirve de entrada. Actualmente es el Centro Cultural y la Sala de Exposiciones de Caja Segovia. La Iglesia de San Martín, del siglo XII, fue contruída sobre un templo mozárabe y representa una de las más importantes muestras del románico castellano. Se trata de un edificio de tres naves, crucero con cimborrio de ladrillo y cabecera tripartita. La torre (mezcla de románico y mudéjar) es magnífica, con arcos de ladrillo sobre columnas de piedra. También destaca la galería porticada que rodea toda la iglesia menos la cabecera.